miércoles, 19 de mayo de 2010

Kirsan Ilyumzhinov en "jaque" por relatar que le visitaron los extraterrestres

Peligra su cargo de presidente del ajedrez por relatar que le visitaron los extraterrestres

Kirsan Iliumyinov lleva 15 años al frente de la Federación Internacional de Ajedrez y 17 presidiendo la república budista de Kalmukia, en el sur de Rusia.

No hace mucho tiempo que el ajedrez era un campo de batalla donde se mezclaban el deporte, la ciencia y la política. Aunque esos años de guerra fría no vuelvan, la política sigue manejando el destino de este juego milenario de reyes y peones. Y si no, que se lo digan al ex campeón del mundo Anatoli Karpov, candidato de la Federación Rusa de Ajedrez (FRA) para presidir la Federación Internacional (FIDE), pero sin el apoyo del Kremlin.
En unas elecciones previstas para septiembre en Rusia, Karpov se enfrentará al excéntrico Kirsan Iliumyinov, quien lleva 15 años al frente de la FIDE y 17 presidiendo la república budista de Kalmukia, en el sur de Rusia.

Iliumyinov se ha mantenido durante tanto tiempo en el poder político y federativo gracias al favor del Kremlin. Y espera que este continúe en octubre, cuando expira su mandato como presidente de Kalmukia. Pero los acontecimientos de los últimos meses han puesto en jaque al rey.

Uno de los hombres más ricos del país en los 90, Iliumyinov es también un excéntrico personaje que ha dado prioridad al ajedrez por encima de la gente, le acusan desde la oposición en Kalmukia. En la capital de ese territorio, Elista, en los 90 organizó varios campeonatos del mundo y torneos de ajedrez fastuosos. A las afueras de la ciudad construyó una miniciudad de chalets destinados a sus invitados, que difícilmente se podrían alojar en los maltrechos hoteles de Elista. Pero el intento de convertir Kalmukia en la Meca del ajedrez no ha dado grandes resultados y la región, de 300.000 habitantes, es una de las más pobres de Rusia.

El mes pasado, Iliumyinov sorprendió a todo el mundo cuando, en un programa de entrevistas del Primer Canal de la televisión estatal, aseguró que había pasado varias horas en compañía de extraterrestres. Sucedió, aseguró, en 1997. Los alienígenas le visitaron en su apartamento del centro de Moscú. Según él, le dieron una vuelta en su nave espacial y le devolvieron a su casa por la mañana, cuando sus ayudantes le daban por desaparecido. "A menudo me he preguntado qué idioma utilizamos para entendernos. Tal vez fue a un nivel de intercambio de ideas", dijo Iliumyinov.

Siguiendo el juego, el político Andrei Lebedev, un diputado miembro del comité para la Seguridad de la Duma, pidió al presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, que comprobara si Iliumyinov había divulgado secretos de Estado durante su encuentro interplanetario. Lebedev pidió al Parlamento de Kalmukia que bloquee su reelección.

La excentricidad de Iliumyinov le ayudó en los 90, cuando el populismo daba muchos dividendos, pero ahora le puede costar el puesto, cree Alexei Titkov, analista regional en la Escuela Superior de Economía. Para conocer su futuro habría que saber si tras el jaque de los extraterrestres el Kremlin está dispuesto a apoyarle hasta el final. De momento, el ayudante económico de Medvedev, Arkadi Dvorkovich, que preside a su vez el consejo de la FRA, ha dicho que la elección de Karpov no es legítima.
Fuente: lavanguardia.es

No hay comentarios: