martes, 1 de febrero de 2011

Anand y Karpov firman tablas "a gran velocidad"

Viswanathan Anand y Anatoli Karpov, dos emblemas del ajedrez mundial, se unieron en España para protagonizar multipartidas sobre un tren de alta velocidad. "Es la primera vez en mi vida que juego con un tablero sobre un tren. Muchas veces he jugado en traslados con mis amigos pero a ciegas, sólo verbalmente. El movimiento del tren es un desafío más en cada partida", afirmó Karpov, consagrado como campeón mundial entre 1975 y 1985.

Ambos grandes maestros se subieron a un tren de alta velocidad para unir las ciudades de Madrid y Valencia en menos de dos horas, con motivo de la presentación del vehículo 'Caballo Ganador' de la empresa Renfe.

Entre los dos, disputaron diez multipartidas ante aficionados españoles, atendieron a los medios de comunicación y firmaron autógrafos casi sin disponer de tiempo para acomodarse a sus butacas.

"Se nota que este tren se mueve rápido. A veces hay que hacer un poco de equilibrio para poder trasladarse de un tablero a otro. De todos modos, es muy divertido", aseguró Anand, actual campeón del mundo y quien recuperará el primer puesto del ránking después de su reciente segundo lugar en el tradicional Campeonato de Wijk aan Zee, Holanda.

La jornada comenzó en la estación de trenes de Atocha, en la capital española. El ruso y el indio se reunieron por la mañana en el vestíbulo de trenes de alta velocidad para darle inicio a la cita con una primera partida rápida entre ambos.

Con sólo cinco minutos para hacer todos los movimientos de la partida, la concentración y la velocidad mental de los ajedrecistas se mezclaba con el ruido de tazas de la cafetería y el anuncio por los altavoces: "Próximo tren, con destino a Valencia, estación Joaquín Sorolla".

El resultado fue de tablas y sirvió como antesala para el veloz viaje. "Espero jugar la segunda partida contra Anatoli antes de comer la paella valenciana. De otra manera, será muy difícil mantener la concentración y el nivel", bromeó Anand, radicado en el pueblo madrileño de Collado Mediano desde hace 19 años.

Desde el inicio del viaje, a Karpov apenas le llevó 24 minutos derrotar a sus cinco oponentes simultáneos. Mientras tanto, Anand se ocupó de reacomodar las piezas de una de sus partidas tras la caída de una caja encima del tablero y cerró en tablas contra uno de los aficionados: César Estrada, un jubilado amante del deporte. "En un momento, Anand se descuidó de una doble amenaza mía y tuvo que sacrificar varios peones para salvar un caballo", analizó concentrado el ex empleado público de 74 años.

Ya en Valencia, Karpov, el jugador con más torneos ganados en la historia (160) hizo tablas nuevamente con Anand, el único ajedrecista en consagrarse como campeón mundial en tres modalidades diferentes de juego. "Con 'Vishy' somos muy amigos, pero ante un tablero, los dos siempre queremos ganar", advirtió el ruso de 59 años.

"Jugar al ajedrez mientras se viaja en AVE (tren de alta velocidad) es ideal: puedes jugar una partida lenta en el trayecto de Madrid-Valencia y hasta puedes jugar una rápida durante los diez minutos que tardan en reembolsarte el dinero, si es que hubo demoras, ja", sentenció el indio en tono jocoso.

Karpov y Anand, pasado y presente de la primera escena del ajedrez, vivieron las partidas más rápidas de sus carreras: a cientos de kilómetros por hora y sobre railes.


No hay comentarios: