miércoles, 22 de febrero de 2012

Carta abierta de un organizador (torneo de ajedrez)

MI Carlos García
El pasado domingo se disputaba en Valencia el torneo de ajedrez I Open Centro Natural Vitalia organizado por el MI Carlos García, el cual ha hecho público el siguiente comunicado bajo el título `Carta abierta de un organizador´, donde el maestro internacional valenciano y también organizador de torneos se "lamenta" de haber confiado en la buena voluntad de los jugadores inscritos en el torneo, de los cuales 52 no se presentaron.

Buenos días/tardes/noches:

Quiero dirigirme a las 52 personas preinscritas que incomparecieron en el I Abierto Centro Natural Vitalia y que se “olvidaron” de comunicarlo.

Si el problema ha sido por una auténtica mala memoria, les informo de que en los bazares “chinos” venden unas agendas realmente baratas (a ver qué día me acuerdo de comprarme una).

En el caso de las inscripciones falsas, en las que se crean identidades ficticias o se suplantan otras ya existentes, sólo sugerir que se consulte con el psiquiatra, con el abogado o, mejor, con ambos.

Los casos que realmente me preocupan son los de la gente que tiene una memoria normal y que tampoco son unos malvados. A esas personas les quiero preguntar:

¿No se dan cuenta de que apuntarse a un torneo es como concertar una cita? No es obligatorio ir, pero me parece que lo correcto es avisar, ¿no?

¿Tienen idea de lo que cuesta organizar un abierto, aunque sea modesto en premios, y el día de juego montar una sala para 90 personas?

¿Recuerdan que en las bases se pedía un teléfono de contacto? Cuando no lo recibíamos se lo volvíamos a pedir amablemente y nunca llegaba.

Tal vez ese fue nuestro principal fallo, confiar en la buena voluntad de alguna gente y, ante la avalancha de inscripciones, molestar a los amigos para conseguir más material, contratar un árbitro o dos de más y, lo peor de todo, no preocuparse por difundir más el torneo, ya que creíamos estar al borde de la saturación.

Una pena, porque creo que el I Abierto Centro Natural Vitalia no ha sido un mal torneo, pese al retraso en comenzar provocado por el lógico desconcierto ante casi un 60% de incomparecencias. El local recibió muy buenas críticas, así como la agilidad de los árbitros y el buen ambiente reinante durante la competición y el acto de clausura.

Organizar el Vitalia ha sido para mi una cura de humildad. Como jugador, solía quejarme de demasiadas cosas. Ahora me doy cuenta de que algunos fallos son inevitables y de lo que cuesta organizar con seriedad.

Carlos García

No hay comentarios: